Sunday, July 16, 2017

La mentira ha sobrepasado a sus creadores - Nadav Shragai - Israel Hayom


 El actual libelo de sangre de que "Al-Aqsa está en peligro" acaba de sobrepasar a sus creadores. Ahora Al-Aqsa está en peligro, pero la amenaza no es israelí. El Monte del Templo no está, como dicen los incitadores, "bajo ataque", "bajo amenaza" o "mantenido como rehén" por los israelíes. Está siendo tomado como rehén por un libelo de sangre que ha traído muertes, sangre y tiroteos a los patios de las mezquitas y al Monte del Templo.

Los asesinos vinieron de Umm al-Fahm, un lugar donde muchos en los mítines sostienen que "Al-Aqsa está en peligro". Los tres asesinos participaron en esas manifestaciones e interiorizaron el mensaje. Las manifestaciones fueron dirigidas por el hombre que hasta el día de hoy se refiere a sí mismo como el jeque Al-Aqsa, el fundador de la ilegal Rama Norte del Movimiento Islámico, el jeque Raed Salah.

El libelo de cien años de edad, que se originó en los días del Gran Mufti de Jerusalén Haj Amin Husseini, se revivió por primera vez en Umm al-Fahm. Inspirados por la incitación de la rama norte del Movimiento Islámico y sus socios - la Hermandad Musulmana, Turquía, Qatar y Hamas - cientos de terroristas han tomado las calles de Israel y apuñalado, golpeado y asesinado a decenas de judíos bajo las falsas proclamas de que "Al-Aqsa está en peligro".

La difamación ahora ha traído la sangre al Monte del Templo, a la puerta de las mezquitas Al-Aqsa y la Cúpula de la Roca. Ahora amenaza el status quo que Israel ha jurado durante años proteger, a pesar de la violación de ese statu quo en lo referente a los derechos de los judíos [N.P.: Y que por cierto, hasta ahora no parece importar a los judíos estadounidenses del judaísmo de la Reforma y Conservador].

El terrorismo amparado en las alas de este libelo sirve para contaminar la santidad del lugar para los judíos y los musulmanes por igual, y ha llevado al cierre del complejo a los fieles musulmanes. El terrorismo llevado en las alas de este libelo es lo que obligó a los oficiales a disparar sus armas para evitar que los terroristas - en su supuesto esfuerzo por defender el lugar sagrado musulmán - dañaran las mezquitas o dañaran a los fieles musulmanes en el lugar.

Cabe señalar que exactamente lo mismo ocurrió hace unos 15 años con la Rama Norte del Movimiento Islámico. Ansiosos por poner a Israel en el disparadero y hacerlo responsable del deterioro del estado de las murallas meridionales y orientales del Monte del Templo, los miembros del movimiento impidieron durante meses que los ingenieros israelíes, egipcios y jordanos restauraran la pared oriental del Monte. Este período de espera casi condujo al colapso del muro oriental. Fue sólo cuando, a última hora, los musulmanes entendieron que estaban jugando con fuego y podrían ser considerados los culpables de permitir que una amenaza a Al-Aqsa se materializara,  permitieron a los ingenieros realizar las reparaciones cruciales y salvar el muro oriental .

El precedente de un tiroteo musulmán dentro del Monte del Templo podría crear ondas de choque y provocar disturbios y algaradas entre los árabes de Israel, Cisjordania y el resto del mundo musulmán. La decisión de cerrar temporalmente el complejo fue muy sabia. Se deriva de las necesidades operativas de la investigación del ataque terrorista, pero también tiene como objetivo aliviar las tensiones. Sin embargo, el objetivo debe ser restablecer rápidamente el lugar a su rutina diaria.

En los últimos seis meses, la policía ha convertido el Monte del Templo en un lugar "normal", si es que esa palabra puede utilizarse para describir el lugar. Los elementos musulmanes radicales han sido removidos del monte y proscritos, el Monte ha estado abierto a cientos de miles de turistas y miles de visitantes judíos. Israel también ha llegado a acuerdos con Jordania, su socio en la gestión del sitio, pero esa rutina está de nuevo bajo amenaza.

Algunas preguntas permanecen sin respuesta, siendo la principal entre ellas conocer cómo las armas entraron en el Monte del Templo. En un pasado muy lejano, durante la Guerra de Independencia, los musulmanes tenían armas en el Monte e incluso dispararon contra blancos judíos desde allí, pero no ha sido así desde 1967.

En el pasado, fuegos artificiales e incluso dispositivos explosivos fueron introducidos de contrabando en el Monte del Templo, pero estos elementos fueron localizados antes de que fuera demasiado tarde. Los detectores de metales no se colocaron en las entradas del Monte. ¿Fue este el resultado de la presión jordana?

¿Los terroristas tuvieron ayuda desde dentro del Monte? En los últimos años, agentes del Hamas empleados por el Waqf, la autoridad musulmana que administra la mezquita de Al-Aqsa, han sido arrestados en el Monte y han sido procesados. Según los informes, los asaltantes no tenían antecedentes criminales, pero los lazos, creencias y visiones del mundo son también las de un pasado conocido. Este aspecto también requiere examen.

Este ataque fue perpetrado con improvisadas metralletas Carlo. ¿No ha llegado el momento de recoger miles de armas ilegales en posesión de los árabes israelíes y en Jerusalén oriental? El precio de la intolerable facilidad con la que se pueden obtener armas se está incrementando con cada ataque.

Y una última pregunta: La decisión de proscribir a la Rama Norte del Movimiento Islámico se hizo a pesar de las reservas de los funcionarios de seguridad, algunos de los cuales advirtieron que sería más difícil rastrear la actividad de los miembros del grupo una vez que pasaran a la clandestinidad. ¿Fueron los graves sucesos del viernes una indicación de que había alguna base para sus preocupaciones?

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

Links to this post:

Create a Link

<< Home