Wednesday, January 18, 2017

"Este hombre (por Rhodes) es una maquina de rencor". Muy duras criticas a Obama por el nombramiento de Ben Rhodes para el Consejo del Memorial del Holocausto - Algemeiner



El presidente saliente Barack Obama eligió este martes a su principal asesor Ben Rhodes para formar parte del Consejo Memorial del Holocausto de los Estados Unidos, generando una gran cantidad de ira en la red por el historial controvertido de Rhodes en temas relacionados con Israel.

Rhodes - cuya función como asesor adjunto de seguridad nacional de Obama para comunicaciones estratégicas llegará a su fin este viernes con la inauguración de la presidencia de Donald Trump - fue un destacado defensor del acuerdo nuclear de Irán y un fuerte crítico de las políticas de asentamientos israelíes.

"Entonces, Ben Rhodes, un verdadero enemigo de Israel, es nombrado por Obama para el Consejo del Memorial del Holocausto", comentó Melissa Mackenzie, editora de American Spectator. Y añadió: "Este hombre es una máquina de rencor".

El director ejecutiva del UN Watch Hillel Neuer comentó; "No es broma: Obama nombra a su ayudante que se jactó de blanquear al régimen de Irán que niega el Holocausto para el Holocaust Memorial Council".

Jonathan Greenberg - vicepresidente del Salomon Center - observó: "Los otros miembros de la junta deben negarse a sentarse con él".

El periodista Lori Lowenthal Marcus apuntó, "El único interés por el Holocausto que he visto en Ben Rhodes es su esfuerzo por ayudar a crear otro (por parte de Irán)".

Rachel Steinmetz, observó: "En un mensaje final a la comunidad judía, Obama nombra a Ben Rhodes para el Holocaust Memorial Council".

El Consejo del Memorial del Holocausto de los Estados Unidos está compuesto por 68 miembros, 55 de los cuales son nombrados por el presidente. Los miembros sirven unos cinco años en el consejo, y se reúnen dos veces al año.

La semana pasada, como informó el Algemeiner, el portavoz del PBS llamó a la estación para "aclarar o corregir" un comunicado a raíz de una falsa afirmación realizada por Rhodes durante una entrevista con Judy Woodruff en la que dijo que Israel estaba construyendo "decenas de miles" de nuevos asentamientos en Cisjordania.

Sólo unos días después de la entrevista en el PBS, Rhodes - nacido de una madre judía -  fue definido como un "experto en la ficción" por el embajador de Israel en los EEUU, Ron Dermer, por afirmar que la administración Obama no orquestó el paso de la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU contra los asentamientos el mes pasado.

Labels:

Cómo los soldados israelíes se convirtieron en los "hijos de la nación" - Nurit Canetti - Al Monitor



Cuando el ministro de Defensa Avigdor Liberman tomó una posición de apoyo al soldado que disparó y mató a un terrorista incapacitado en Hebrón el 24 de marzo, sabía exactamente lo que estaba haciendo. Es cierto que eso es una quintaesencia  de la derecha, pero no era la ideología la que motivaba en este caso a Liberman. Fue el entendimiento de que rasgueaba las cuerdas de un generalizado sentimiento popular.

Este affaire, que enfrentó a los partidarios del tirador uniformado en contra del establecimiento militar que lo denunció, y que arrastró a las Fuerzas de Defensa de Israel hacia un discurso social crecientemente radicalizado, proporcionó una oportunidad para examinar las actuales actitudes públicas hacia los soldados del IDF: un enfoque cálido, de apoyo, de los padres, que ponen a los soldados en primer lugar a expensas de la población civil y que, al igual que en el último caso, se hace a expensas de los valores democráticos, el código de ética del IDF, las regulaciones para abrir fuego y la autoridad de la cadena de mando militar. El ministro de Defensa Moshe Yaalon y jefe de Personal Gadi Eizenkot han condenado su acción.

El cambio de las actitudes israelíes hacia los soldados, de verlos como héroes cuyo trabajo es defender físicamente a los civiles y las fronteras del estado, a tratarlos como "los hijos de todos" con necesidad de ser protegidos, ha ido evolucionando durante varias décadas. Comenzó con las actitudes públicas hacia los soldados muertos en la batalla.

"La Primera Guerra del Líbano fue un punto de inflexión en lo relativo a las actitudes hacia los soldados caídos, cuando se realizaron protestas por las muertes de los soldados allí", comenta Yagil Levy, un sociólogo que estudia las relaciones militares-sociales en la Open University.

Por otro lado, el miembro de la Knesset y general de la reserva Elazar Stern (Yesh Atid) sostiene que las protestas de 1982 se dirigieron sobre todo contra la política del gobierno, y por lo tanto se apunta a la formación del movimiento de las "Cuatro Madres" como un punto de inflexión histórico después del cual la percepción del público volvió a ver a los combatientes del IDF como a esos hijos que deben ser protegidos. El movimiento fue fundado en 1997 por cuatro madres de combatientes después de que 73 soldados murieran tras una colisión en el aire entre dos helicópteros que transportaban tropas al Líbano. Se llamó a una retirada del IDF del Líbano citando la preocupación por las vidas de los combatientes. Su esfuerzo es considerado uno de los elementos centrales de la decisión del entonces primer ministro Ehud Barak de retirar a los soldados israelíes del sur del Líbano en mayo de 2000.

Seis años más tarde, en la Segunda Guerra del Líbano, el cambio de actitud hacia los soldados ya se había infiltrado en la doctrina del IDF. El informe de la Comisión Winograd  nombrada para examinar la campaña militar de 2006 claramente lo determinaba: "El IDF condujo la guerra adoptando un gran temor a las bajas entre sus soldados, lo cual jugó un papel central en el proceso de planificación y en las consideraciones operacionales".

Stern dice, "Mientras que los civiles eran asesinados un día tras otro en el centro del país, en la conducción del IDF se produjo un enfrentamiento entre la adhesión inquebrantable a la misión, es decir, la defensa de las personas civiles y en frustrar las amenazas en contra de ellos, y la protección de la vida humana, en el sentido de la vida de los soldados". Levy explica que esta guerra arraigó en el IDF un legado en el que los soldados caídos son más caros que los civiles caídos, de los cual el gobierno derivó la legitimidad de su política de un poder de fuego muy agresivo implementado en los enfrentamientos en Gaza, diciendo: "No hay problema ético mayor que a quién poner en peligro en primer lugar: a los soldados israelíes o a los civiles enemigos".

Pero parece que no sólo la vida de los civiles enemigos se clasifica como inferior en importancia a los de los soldados, sino también las de los propios civiles israelíes a los que los soldados deberían defender. Así, por ejemplo, frustrar la amenaza de los túneles de Hamas, que el público israelí ve como una amenaza para la población civil en las comunidades israelíes a lo largo de la valla fronteriza de Gaza, no fue uno de los objetivos establecidos para la Operación Borde Protector en Gaza hasta que no hubo absolutamente ninguna otra opción, tras un ataque por parte de activistas de Hamas en territorio israelí.

Las muertes de los soldados en la guerra también afectan al público mucho más intensamente que las muertes de civiles. Los funerales de los soldados, los que no tenían familia en Israel y aquellos cuyas familias solicitaron el apoyo del público, llevaron a decenas de miles de personas a los cementerios. Por otra parte, Daniel Tragerman de 4 años, muerto por un proyectil de mortero que afectó a su hogar en el kibutz de Nahal Oz, situado en la frontera de la Franja, fue solamente una víctima más en los anales de la guerra. Las masas no le escoltaron hasta su última morada.

Levy habla de una tendencia social que él denomina "infantilización" diciendo: "La dependencia de la  generación joven de sus padres ha aumentado de manera significativa, al igual que su participación en sus vidas. Viven en casa más tiempo, los padres pagan sus gastos y, por supuesto, interfieren mucho en el servicio militar".

Udi Lebel, profesor de la Universidad de Ariel que también estudia la simbiosis entre la sociedad israelí y el IDF, añade: "Los padres están obligados a comprar el equipo militar para sus hijos y se gastan decenas de miles de shekels en equipo militar de alta calidad que el ejército no prevé, e incluso en equipo esencial para las operaciones". Teniendo en cuenta la disminución de la motivación para el combate en las últimas décadas, los soldados se están convirtiendo en un recurso mucho más caro, y el ejército necesita la influencia parental positiva en los jóvenes. Pero la participación de los padres no se detiene allí donde el IDF lo considera conveniente, y los padres esperan que el IDF proteja las vidas de sus hijos e hijas, y los respalda a toda costa. Eso fue exactamente el caso en el tiroteo de Hebron.

Lebel apunta a otro aspecto diciendo que hay un proceso en curso de convertir al soldado Azaria en una víctima de fuerzas mucho mayores que él. "La izquierda afirma que los soldados son víctimas de la política de ocupación, y la derecha afirma que son las víctimas de unas rígidas regulaciones para abrir fuego y una actitud de disculpa excesiva del enemigo". Y si el soldado es una víctima, debe ser protegido contra un ejército que se vuelve en su contra.

Amos Harel, el veterano comentarista militar del Haaretz, afirma que el IDF es muy consciente de estas tendencias e incluso considera que le generan bastantes problemas, pero a menudo se ve obligado a ir dejarlas estar. "El portavoz del IDF genera opiniones que suscitan sentimientos nacionales: entrevistas con  mujeres víctimas, emocionales escritos. Tal vez no hay manera de evitarlo. Si Gilad Shalit, un combatiente, que emerge de uno de los mejores tanques de guerra del mundo y se entrega a Hamas sin luchar, y se obtiene su libertad a cambio de la liberación de cientos de asesinos, y lo único que el público tiene que decir es que él era 'el hijo de todos', entonces lo único que necesita el soldado es el abrazo de sus padres. Esto tiene un efecto muy notable en el IDF. Miren, incluso el entonces jefe del Estado Mayor, el teniente general Benny Gantz,  saludó a Gilad Shalit. ¿Qué no era para estar orgullosos? Pero a la vista del público, él era nuestro hijo".

Así llegamos a Elor Azaria, el soldado de Hebrón denunciado por el ministro de Defensa y por el jefe de personal, y luego llevado a juicio, pero que sin embargo cuenta con el apoyo de amplios sectores de la opinión pública israelí. No sólo porque disparó y mató a un terrorista palestino, de conformidad con los  llamamientos a hacerlo de muchas figuras públicas, sino en gran parte porque era un soldado enviado a una misión. El público israelí, compuesto en su mayoría por ex soldados, espera que se respalde a sus hijos y está dispuesto a luchar contra cualquiera que amenaza con hacerles daño, incluso si han violado la ley e incluso si eso significa enfrentarse con el popular IDF.

Labels: ,

Tuesday, January 17, 2017

Del affaire Shalit al affaireAzaria: ¿qué valores para el ejército israelí de cara al terrorismo yihadista? - Pierre Lurçat



El affaire Elor Azaria, ese joven soldado que acaba de ser condenado por el tribunal militar en Tel Aviv por homicidio después de haber asesinado a un terrorista palestino, divide y desgarra a la sociedad israelí. Contrariamente a las apariencias, no es una cuestión puramente interna de Israel, ya que sus implicaciones conciernen a todos los países que se enfrentan a la amenaza terrorista.

El veredicto de culpabilidad pronunciado contra el soldado Elor Azaria tiene repercusiones que van mucho más allá de simple caso juzgado por el tribunal. Este affaire, que acaparó las crónicas durante meses en Israel, no opone solamente a dos concepciones de la ética militar. También divide el país, reactivando viejas heridas sin cicatrizar dentro de la sociedad. Nacido en una familia modesta de Ramlah, de origen sefardí y en parte de origen francés, Azaria no se ha recibido del apoyo unánime de los medios de comunicación israelíes, a diferencia de otro joven soldado israelí antes de él y también con orígen francés, Gilad Shalit .

En circunstancias muy diferentes, ambos dos soldados con cara de ñiño se han encontrado en el corazón de un affaire cuya apuestas les superan ampliamente. Shalit, que proviene de una familia acomodada de origen asquenazi, desde un principio fue percibido como una víctima por toda la sociedad israelí, siendo adoptado por los medios de comunicación israelíes como "el niño de todos", un estatus que se le ha negado a Elor Azaria. Shalit fue liberado después de cinco años de cautiverio gracias a una intensa campaña mediática y a cambio de cientos de terroristas palestinos, como parte de una transacción apoyada por varios países, entre ellos Francia, que intervino en favor de su liberación.

Como lo recuerda el profesor Udi Lebel del Centro Begin-Sadat, el tratamiento diferente que han gozado los soldados Shalit y Azaria por parte de los medios de comunicación israelíes, pero también de la jerarquía militar, atestigua un cambio de valores en el seno del ejército israelí. Hubo un tiempo donde tener un "gatillo fácil" no fue considerado un crimen en el IDF, sino más bien como un defecto excusable o inclusive una especie de cualidad en ciertas ocasiones. Meir Har Zion, combatiente de la legendaria unidad 101, fue descrito en su tiempo como el "mejor soldado del IDF" por Moshe Dayan. Esta unidad se diseñó y tuvo como función principal llevar a cabo represalias contra los ataques de los fedayines palestinos a lo largo de la línea entre Israel y Jordania.

La operación más famosa, y también la más sangriento de la unidad 101, se llevó a cabo en octubre de 1953 y se denominó "Operación Shoshana" (el nombre de la hermana de Meir Har-Zion, asesinada por beduinos durante una excursión en el desierto de Judea). Según el historiador Benny Morris, su fin era tanto castigar a los autores de los ataques mortales contra Israel y disuadirlos. Esta operación que ocasionó 70 víctimas, muchas de ellas civiles, en la aldea árabe de Kibya, dando lugar a graves condenas contra Israel en el Consejo de Seguridad, incluida la resolución 101 que denunciaba las represalias israelíes. El primer ministro de la época, David Ben Gurion, deploró oficialmente las bajas civiles enemigas, pero le dijo en privado a Ariel Sharon comandante de la Unidad 101: "Poco importa lo que el mundo vaya a decir de la operación Kibya. Lo que es importante es la forma en que fue percibida en el mundo árabe. Y considero que es a través de este tipo de operaciones que podremos seguir viviendo aquí".

Se puede conocer, leyendo estas palabras, cómo han evolucionado las mentalidades y los valores que impulsan a los comandantes del ejército israelí en la actualidad. En el caso Azaria, la principal preocupación de los jueces del tribunal militar, pero también del ex ministro de Defensa Moshe Yaalon y del jefe del ejército, ambos apresurándose ​​en condenar al soldado Azaria, fue la imagen del IDF a los ojos del mundo occidental. Bien poco se han preocupado de conocer cómo este asunto, y la manera en que fue tratado el soldado Azaria, sería percibidos por los enemigos y los vecinos de Israel. El profesor Israel Aumann, Premio Nobel de Economía, ha advertido sin embargo desde el día posterior a la decisión judicial, que "pondría la seguridad de Israel en riesgo al desalentar a los soldados de disparar a los terroristas e incitaría a los palestinos a cometer nuevos ataques".

El reciente y sangriento ataque del camión en Jerusalén, producido pocos días después de la condena de Elor Azaria, confirmó trágicamente la exactitud de la predicción realizada por el profesor Aumann. El testimonio del joven guía que logró neutralizar al terrorista después asesinar a cuatro soldados, entre ellos tres mujeres, habla por sí mismo. "Vi que los soldados eran reacios a disparar... Creo que el veredicto contra Azaria es por algo". Por su parte, la juez del tribunal militar Maya Heller, en su sentencia que se extiende por casi un centenar de páginas, hace varias referencias al concepto de "pureza de las armas" y a las normas éticas que deben cumplir los soldados israelíes, sin jamás evocar el efecto que su decisión podría tener sobre los potenciales terroristas.

Francia no es totalmente ajena al caso Azaria. Las imágenes de la liquidación del terrorista palestino, que condujo a la acusación del joven soldado Azaria, fue de hecho filmada por un activista de la ONG B'Tselem, cuyo presupuesto proviene en gran parte de fondos extranjeros, entre ellos la UE, pero también el Consulado general de Francia en Jerusalén. Animando a ONG como B'Tselem , que defienden una visión selectiva y partidaria de los derechos humanos, Francia y la Unión Europea se inmiscuyen en el debate político interno en Israel. Un reciente proyecto de ley planea prohibir la financiación extranjera de las ONG en Israel para evitar esta intervención en la política interna del país.

La participación creciente de ONGs de financiación extranjera plantea un problema delicado a Israel en su guerra contra el terrorismo yihadista. En el affaire Elor Azaria, la condena fue ampliamente pronunciada de antemano a nivel político y militar, incluso antes de que el proceso de desarrollara, sobre la base de las imágenes filmadas por B'Tselem . La guerra mediática es sin duda un tema crucial, pero no debemos perder de vista la apuesta principal, que es ganar la guerra sobre el terreno. Para preservar la motivación de sus soldados, Israel debe impedir una situación en la que sus soldados teman más ser inculpados por el fiscal militar que a las balas del enemigo.


Labels: ,

Sunday, January 15, 2017

¿Quién está traicionando realmente los valores judíos? - Richard Landes - Algemeiner



Eva Illouz escribió una  pieza dramática de año nuevo para el Haaretz en la que acusaba a los compañeros judíos que apoyan a Trump de caer presas de fantasías mesiánicas y de "traicionar a los judíos, a la historia judía y a la humanidad". También afirmaba que los "judíos liberales (progresistas)" como ella misma de ser la auténtica oposición al antisemitismo". Invocando la definición de lo siniestro de Freud - el sentido de que algo familiar es ahora ajeno y amenazante - afirmaba que "el mundo (plagado de Trump) de principios de 2017 provoca la misma sensación de lo siniestro: es el mismo y familiar viejo mundo, sin embargo tenemos la sensación de que se ha convertido en mundo habitado por fantasmas extraños, criaturas híbridas nunca antes vistas".

El artículo de Illouz, y su sorprendente imagen de un reconocimiento de lo siniestro, me llevaron de nuevo al año 2000, cuando aún formaba parte de la izquierda. Entonces, de repente, me di cuenta de que mis compañeros judíos - tan buenos e inteligentes,  esos judíos imaginativos con quienes amaba hablar, discutir, luchar - se había vuelto de repente sordos a los gritos de su propio pueblo en Israel, frente a un aterrador terrorismo diario, con ataques inspirados religiosamente contra los civiles israelíes. En su lugar, se apresuraron a anunciar que, "como judíos", aborrecían las abominaciones cometidas por Israel.

De algún modo, para estos judíos ajenos a sus compañeros judíos en Israel, su urgencia moral acerca de los supuestos crímenes de Israel iba de la mano de la correspondiente resistencia a criticar el comportamiento palestino: "¿Qué otra opción tienen?", "un terrorista es un luchador por la libertad", "No demonicemos a la población palestina", "nosotros somos peores terroristas que ellos".

Y sin embargo, dentro de esta matriz que alternaba una profunda indiferencia moral ante las acciones terroristas de los palestinos, y la histeria ante las represalias israelíes, surgió una imprudente desorientación cognitiva. La hostilidad palestina podría insertarse dentro de una narrativa post-colonial en la que Israel era el racista colonial, y los palestinos las víctimas indígenas. Siguiendo esa deriva, los genocidas yihadistas también podrían enmascararse dentro de la esfera pública global como unos heroicos "combatientes de la resistencia" que luchan por "los derechos humanos".

Ese extraño dar la espalda a los judíos israelíes plasmado en los ataques contra Israel en el inicio del milenio se extendieron mucho más allá de esos judíos progresistas y de sus "amigos". Después del 2000, las comparaciones de Israel con los nazis fueron habituales dentro de la corriente principal de la izquierda progresista mundial. En esa nueva narrativa, el icono de Al Durrah sustituyó y borró al del niño del gueto de Varsovia, al igual que Gaza reemplazó al gueto de Varsovia. Y el Goliat israelí - una imagen ya extraña - se transformó en el Israel nazi: una especie de Anticristo secular.

Por supuesto, los más feroces enemigos de la libertad judía, desde los supersesionistas (el antijudaísmo del cristianismo teológico) a los judeófobos más delirantes, abrazaron esta narrativa de reemplazo con gran alegría. Y para aquellos que se creían progresistas, esta alegría fue mucho dañina para su propio mundo progresista y pacífico. Así en el 2002, ebrios ante la ola del letal periodismo basura sobre la falsa "masacre del IDF" en Yenín, algunos de los manifestantes llevaban simulacros de cinturones suicidas para animar a los palestinos a su "resistencia", ayudando en realidad a glorificar a una nueva y terrible arma apocalíptica que destrozará el nuevo siglo, y que pronto se convirtió en un arma contra su propio pueblo y otros musulmanes.

Est extraño horror sucedió por primera vez en el 2000, testimoniando la reacción de los judíos progresistas ante la violencia que sufría su propio pueblo en Israel, los únicos judíos soberanos en el mundo y que luchaban contra los ataques suicidas palestinos. En lugar de reconocer el fracaso de las buenas intenciones de Israel cuando tuvo que enfrentarse con un odio profundamente alimentado, insistiendo en su desastroso consejo de que se ignoraran las señales beligerantes de la Autoridad Palestina y se continuara con el "proceso de paz" como si no pasara nada, los judíos liberales y progresistas prefirieron volverse en contra de los judíos "derechistas" a quienes los judíos israelíes eligieron para limpiar el desastre que los propios judíos progresistas habían forjado con el "proceso de paz" de Oslo.

Cuando Eva Illouz deplora como actualmente a la "derecha" judía pro-Trump como personas para las que "el nacionalismo ha sustituido a la memoria histórica como el nexo de las instituciones judías y de la identidad judía", se podría pensar en las repetidas ocasiones en las que los judíos progresistas han apoyado el internacionalismo haciendo precisamente eso que ahora reprochan a los "nacionalistas", es decir, "sustituir la memoria histórica judía como nexo de las instituciones judías y de la identidad judía" por el progresismo y el internacionalismo, ya a principios del siglo XX y de nuevo ahora. Cuando se afirma que "sólo los judíos liberales y progresistas en Israel y en el mundo democrático pueden presumir de ser los oponentes auténticos del antisemitismo", deberíamos considerar las décadas de un comportamiento terrible, ajeno y sin arrepentimiento entre aquellos (que dicen ser) liberales, ese comportamiento eso que promovió a nivel mundial el más venenoso odio a los judíos, alimentando con ello la yihad global, el peor movimiento imperialista de nuestros días.

Si en lugar de encerrarse en delirantes avisos de alarma y de división, los judíos progresistas practicaran la introspección, podría encontrar la suficiente empatía para entender por qué los que rechazan el liderazgo moral de la izquierda mundial no son gente deplorable, y por qué la extraordinaria persistencia de los judíos progresistas, en el mundo y en Israel, en promocionar un antisionismo antisemita dentro de la esfera pública mundial ha aterrorizado a los judíos que han realizado un auténtico seguimiento del antisemitismo lo largo de los siglos y milenios.

También podrían descubrir por qué estas decisiones de los judíos progresistas "de asociarse con lobos con disfraz de ovejas progresistas" que grotescamente acusan a Israel de genocidio, los ha vuelto irreconocibles para sus compañeros críticos judíos.

De hecho, incluso podría entender la posibilidad de que las políticas de Obama, percibidas por muchos como un mandato civilizacional suicida, podrían haber provocado una reacción popular que habría facilitado el triunfo de un candidato tan crudo e inestable como Trump, alguien que nunca podría haber sido "aceptado" por el público estadounidense, incluidos los judíos.

Quizás, en el silencio y en una apertura a la autorreflexión, tal vez surjan algunas sanas voces judías progresistas por encima del ruido de la locura de civilización que se hace cada más fuerte en estos problemáticos inicios del nuevo siglo.

Labels:

La conferencia de "imposición de una paz desventajosa para Israel" de París


Hollande (a  Abba): "Vamos a celebrar la boda, incluso sin el novio"

Labels:

Parte de la izquierda israelí ya reconoce su fracaso: Por qué el campo nacionalista y la ortodoxia judía está asumiendo el control de Israel - Carlo Strenger - Haaretz



Un interesante debate ha tenido lugar en Haaretz sobre "lo que ha ido mal con el secularismo" y "¿por qué Israel es cada vez más religioso?". El disparador ha sido en gran medida la transformación por parte del ministro de Educación Naftali Bennett del sistema nacional de educación en un clon del sistema sionista religioso, con la sustitución del civismo por el adoctrinamiento judío y la introducción de contenidos cada vez más judíos religiosos.

Dos respuestas interesantes se han ofrecido sobre por qué la laicidad es cada vez menos interesante para los israelíes. Rami Livni ha argumentado que el secularismo se está suicidando debido principalmente a que la "laicidad israelí ha descartado la cultura israelí-hebrea que fue creada milagrosamente en este país: desde el cantautor Arik Einstein al poeta Lea Goldberg; la intérprete Ahinoam Nini (Noa) a la canción infantil del ciclo '16 ovejas'; del novelista AB Yehoshua al compositor y columnista Eli Mohar".

En oposición a esto, Shlomo Avineri ha argumentado el hecho de que el secularismo de Israel ha derivado hacia el vacío, retirándose hacia cuestiones muy específicas, como los derechos de las mujeres y los homosexuales, y el derecho de las mujeres a rezar en el Muro Occidental. Avineri afirma que sólo un retorno a la reinterpretación de la judeidad por parte del sionismo laborista o de izquierda, como por ejemplo con respecto a la justicia social, la igualdad y la solidaridad, puede detener la disminución de la capacidad de atracción de la laicidad israelí.

No estoy de acuerdo ni con Livni ni con Avineri, y permítanme comenzar con este último. La izquierda israelí ha intentado durante décadas ganar las elecciones restando importancia a la seguridad y haciendo hincapié en la justicia social, la igualdad y la solidaridad, pero esto ha fracasado en gran medida durante los últimos 40 años, sobre todo cuando fue llevado a cabo por líderes con una fuerte agenda social como Amir Peretz y Shelly Yacimovich.

En una zona de conflicto como en la que vive Israel, la derecha ha logrado centrar la agenda política en materias de seguridad y de identidad nacional, y ninguna cantidad de énfasis socialdemócrata podrá cambiar esto. Incluso las protestas de justicia social de 2011 apenas han hecho mella en la marcha de Israel hacia un renacimiento sionista-religioso, por lo tanto la idea de Avineri simplemente no se ajusta a los hechos históricos.

El énfasis de Livni en la “milagrosa” cultura secular israelí de Lea Goldberg a Arik Einstein es atractivo, pero falla por una razón que nos lleva al quid de la cuestión: Israel ha traído de establecer de hecho una cultura secular rica y vibrante, pero para la mayoría de los israelíes esta no era suficiente para mantener su identidad y la necesidad de un significado.

Hay una causa profunda de este desarrollo. La investigación empírica en psicología existencial ha demostrado que los seres humanos tienen una tremenda necesidad de conectar su identidad a las tradiciones culturales y religiosas que poseen una profundidad histórica. Todos tenemos miedo a la muerte y todos queremos pertenecer a algo más grande que nosotros mismos y que prometa la inmortalidad. Esta es la enorme fuerza de la religión, que se refleja en el hecho de que alrededor del 85% de la humanidad continúa adhiriéndose a alguna forma de religión.

La necesidad de que la promesa de la inmortalidad aumenta aún más cuando los seres humanos se sienten amenazados en su supervivencia y se les recuerda de manera constante su mortalidad. Por desgracia, Israel se encuentra en una de las regiones más inestables y violentas del globo, y los israelíes se sienten constantemente amenazados. Como consecuencia de ello, a los jóvenes israelíes la cultura israelí-hebrea no proporciona la suficiente protección psicológica y el judaísmo se vuelve cada vez más atractivo para los israelíes.

Los israelíes están abrazando la religión porque, tal como ha demostrado el politólogo Uriel Abulof utilizando la psicología existencial, los israelíes se sienten profundamente inseguros, y tienen dudas sobre si el proyecto sionista tendrá éxito a largo plazo. De ahí que quieren conectarse a los 3.000 años de historia judía y a la promesa bíblica de que la descendencia de Abraham vivirá para siempre, además de que el Mesías finalmente vendrá y el mundo reconocerá a los judíos como el pueblo elegido.

Livni tampoco tiene en cuenta que mientras el secularismo liberal occidental es de hecho un sistema de valores de gran alcance que ha transformado el mundo occidental en los últimos tres siglos, por lo general es antinacionalista y siempre ha sido universalista y cosmopolita. La cultura de la Ilustración que dio a luz al secularismo liberal ha evolucionado hacia una red que abarcó a toda Europa durante siglos y luego también a los Estados Unidos.

El secularismo liberal, por lo tanto, no puede ser específicamente israelí. Mientras judíos como Marx, Freud y Einstein han hecho una notable contribución a la cultura mundial, y mientras los logros científicos y culturales de Israel son notables, la modernidad no existiría sin Da Vinci, Galileo, Newton, Kant, Darwin y Picasso, ninguno de los cuales son judíos.

Es por esto que los liberales seculares de Israel hacen hincapié en los derechos humanos universales. Como resultado, la derecha política nacionalista y religiosa judía nos denomina antipatriotas, y utiliza el término "cosmopolita" como un insulto que implica que los liberales seculares "no tienen valores", ya que no aceptamos acríticamente la tradición judía y la autoridad rabínica, y se niegan a ver a los judíos para ver como el pueblo elegido.

Por lo tanto, considero que ni el regreso a un sionismo social propuesto por Avineri, ni la convocatoria para celebrar la cultura secular de Israel propuesta por Livni, traerá de vuelta a los israelíes al secularismo liberal, que sigue sin ofrecer consuelo religioso ni promete la inmortalidad. Los liberales seculares de Israel deben darse cuenta de que somos una minoría, de que nuestros ideales cosmopolitas e ilustrados no satisfacen las necesidades de la mayoría de los israelíes, y de que es poco probable que podamos dar forma a la cultura dominante en Israel y a la identidad política prevaleciente en un futuro previsible.

Nuestra única opción es la defensa de los principios básicos de la democracia liberal de Israel para crear un espacio en el que podemos vivir de acuerdo con nuestros propios ideales y valores, y de paso reconocer que el sionismo liberal ha perdido la batalla por el alma de Israel ante la ideología sionista religiosa.

Labels: ,

Saturday, January 14, 2017

Sátira: Los miembros del ISIS solicitan la ciudadanía palestina para que los medias occidentales les denominen "militantes" y así escapar de la designación de "terroristas" - Preoccupied Territory



Molenbeek, Bélgica, 10 de Enero - Yihadistas de todo el mundo han comenzado a buscar la ciudadanía palestina como una manera de evitar ser considerados como terroristas cuando se involucran en actos de violencia contra la población civil.

Diplomáticos y burócratas palestinos en Bélgica, África Occidental, Somalia, Egipto y otros países, han observado un notable incremento en el número de nuevas solicitudes de ciudadanía, un desarrollo que atribuyen a la comunidad internacional y a la reticencia de los medios de comunicación occidentales a la hora de describir los actos terroristas palestinos como tales, y donde los yihadistas buscan obtener la ventaja de las relaciones públicas que disfrutan los palestinos cuando perpetran sus actos terroristas, que casi nunca son mencionados como tales.

Dado el aumento en el 2014 de los ataques palestinos contra los israelíes, principalmente mediante asesinatos y ataques con cuchillos y atropellos, los islamistas de todo el mundo se han dado cuenta que si bien sus actividades de violencia contra sus enemigos son denominadas por los gobiernos y los medios de comunicación como terrorismo, actos idénticos perpetrados por los palestinos escapan a dicha designación. Casi invariablemente, los ataques con cuchillos, los atropellos, los lanzamientos de piedras, las bombas incendiarias, las bombas y los ataques con disparos perpetrados por los palestinos son descritos en unos términos que evitan escrupulosamente el uso directo de la palabra "terrorista" y "terrorismo", invocándose solamente al atribuir tales palabras a los portavoces de seguridad israelí.

De hecho, tal como señala Ali Figleef, un activista de la comunidad de origen paquistaní en Amberes, la cobertura de los medios de comunicación occidentales y el tratamiento de la mayoría de sus gobiernos de tales actividades palestinas, buscan evitar culpar a los autores, centrándose siempre que sea posible en la respuesta israelí, y también evitan mencionar el ambiente de incitación a la violencia que satura los medios de comunicación oficiales palestinas.

"Sería una gran ayuda para la misión yihadista si los combatientes pudieran lograr del mismo modo que sus ataques escaparan al apodo de terrorismo", explicó ese activista. "Gran parte de la actividad dirigida a someter al infiel occidental se ve obstaculizada por la animosidad que proviene del uso de dicho término. Obteniendo la ciudadanía palestina permite liberar el modus operandi yihadista de los obstáculos planteados por la designación de terrorista".

Un diplomático de la delegación palestina en Túnez, hablando en condición de anonimato, agregó que la OLP está en negociaciones con agencias de la ONU para poder incluir a esos nuevos ciudadanos (los yihadistas) en la lista de los refugiados de la guerra de 1948, de manera que más fondos puedan ser asignados a la OLP.

"Hay obstáculos burocráticos, así como legales, aunque realmente no existen restricciones sobre quién puede y no puede ser designado como un refugiado palestino. Aunque quizás eso no pueda ser posible. Sin embargo, un aumento en la población palestina por esos medios también beneficiaría a nuestra causa mediante la inclusión de los nuevos ciudadanos en las cifras de población palestina, reforzando la presión sobre Israel por estar ante una 'bomba demográfica', y forzando a que realicen concesiones por la fuerza".

Labels:

En el New York Times existen palabras especiales reservadas para determinados territorios - Gilead Ini - The Tower



 El Sahara Occidental, de acuerdo con The New York Times, es "un territorio en disputa".

No hay nada nada malo en ello. La situación de la amplia franja territorial entre Marruecos y Mauritania está de hecho en disputa. Marruecos reclama el Sahara Occidental como territorio soberano y la comunidad internacional no está de acuerdo. También hay una disputa entre Marruecos y el Frente Polisario, un grupo rebelde que ha declarado un estado propio en ese territorio. Y el Frente Polisario tiene su propia disputa con la comunidad internacional que no reconoce su estado.

Más allá del Sahara Occidental, el NYTimes durante el último año no ha dudado en hablar a sus lectores sobre "territorios en disputa" en Cachemira, reclamada por la India y Pakistán; la Scarborough Shoal, impugnada por China y las Filipinas; las Islas Spratly, divididas entre varios países del sudeste asiático; el Triángulo Yirga entre Eritrea y Etiopía; el Alto Karabaj, impugnada por Azerbaiyán y los separatistas armenios; la Bartica, reclamado por Venezuela y Guyana; e incluso los territorios de Siria e Irak.

Pero solamente en su cobertura de una determinada controversia, el conflicto entre Israel y los palestinos, existe una notable diferencia en el empleo del idioma en este diario: los editores recientemente han reconocido lo que equivale a una nueva política de tratar de evitar el uso del término "territorio en disputa", aun cuando evidentemente se refieren solamente a los asentamientos israelíes en Cisjordania. De hecho, los editores van tan lejos como para insistir en que ese territorio pertenece por derecho a los palestinos.

Esta norma discriminatoria y este partidismo flagrante debería levantar y generar dudas reales acerca de una promesa realizada por editores y el editor ejecutivo del NYTimes tras su seguimiento de las elecciones presidenciales: reformar el periódico para reflejar honestamente todos los puntos de vista políticos.

Para comprender mejor la naturaleza de la disputa israelí-palestina sobre diversas partes de Cisjordania, consideren el bloque de asentamientos de Gush Etzion. Este grupo de pequeños pueblos se arraigó en un área conocida desde hace mucho tiempo como Judea, un testimonio de la importancia de dicha área dentro de la historia judía. Las casas y granjas fueron construidas durante el período pre-estatal en terrenos baldíos adquiridos por judíos en un territorio administrado por los británicos por mandato de la comunidad internacional, y a través de la Sociedad de las Naciones, que lo había otorgado "como hogar" al pueblo judío.

Bajo el plan de partición de las Naciones Unidas de 1947, donde la Palestina del Mandato británico se dividía en un estado judío y otro árabe, las aldeas de Gush Etzion fueron designadas para formar parte del estado árabe propuesto. Pero el mundo árabe, incluyendo la dirección palestina, rechazó el plan. El ejército jordano fue a la guerra contra Israel y conquistó la zona, destruyendo las aldeas de Gush Etzion en el proceso. Jordania se anexionó rápidamente el territorio capturado, lo que llegaría a ser conocido popularmente como el "West Bank (la Ribera Occidental)" del río Jordán. La anexión fue rechazada por la comunidad internacional.

Diecinueve años después, Israel rechazó un ataque de Jordania durante la Guerra de los Seis Días y se hizo cargo del West Bank o Cisjordania. Bajo el control israelí, y con los judíos siendo capaces de vivir de nuevo en la región, los pueblos de Gush Etzion se reconstruyeron, aunque esto también fue rechazado por la comunidad internacional.

Hubo intentos por resolver la situación de esos territorios mediante el proceso de paz de Oslo, en la década de 1990, durante los cuales los líderes israelíes y palestinos acordaron la autonomía palestina sobre sus centros de población en Cisjordania. Conocidos como los Acuerdos de Oslo, la "zona A" territorial sería gobernada por la Autoridad Palestina, y en ese sentido puede ser descrita con precisión como tierra palestina.

Mientras tanto, los centros de población israelíes en Cisjordania que se encuentran en la "zona C", donde residen relativamente pocos palestinos, permanecen bajo control israelí. La disposición final de la zona C, tal como las partes acordaron, se definiría en las negociaciones sobre el estatuto final que incluirían las fronteras y los asentamientos entre otras cuestiones. Un plan de paz propuesto por el presidente Bill Clinton preveía que Gush Etzion sería una parte permanente de Israel. Del mismo modo, un acuerdo informal elaborado por algunos políticos israelíes y palestinos previó que dichos asentamientos quedarían bajo soberanía israelí.

Sin embargo, una mayoría de palestinos han expresado su oposición a un acuerdo de paz que pusiera cualquier asentamiento bajo soberanía israelí. Al mismo tiempo, una mayoría de los israelíes, incluyendo un fuerte pluralidad de seguidores de la solución de dos estados y el mayor partido de centro-izquierda de Israel ahora en la oposición, apoya el mantenimiento de los bloques de asentamientos como Gush Etzion.

Sin embargo, el New York Times se niega a referirse a Gush Etzion y a otras tierras de la zona C como "territorio en disputa".

¿Por qué? En respuesta a las preguntas de CAMERA, la sección internacional del periódico declaró que rechaza la palabra "en disputa" en parte porque los palestinos y sus partidarios la rechazan, argumentando que implicaría "no ocupada". (En realidad,  no son mutuamente excluyentes, se puede considerar como Cisjordania ocupada al mismo tiempo que se reconoce el conflicto muy real sobre cómo el territorio debería repartirse).

Por supuesto, el mismo razonamiento se puede aplicar a la inversa. Algunos israelíes rechazan el término territorio "ocupado" por implicar "no discutido". Y sin embargo, la palabra "ocupado" aparece constantemente en el NYTimes . La capacidad del diario para dar respuesta a las sensibilidades sobre cierta terminología, al parecer nunca se manifiesta para la parte israelí.

Labels:

Llamamiento de los diputados árabes de la Knesset a los árabes israelíes para que den prioridad a la causa palestina sobre sus intereses en Israel - Elder of Ziyon



De MEMRI:
El 20 de noviembre del 2016, Ayman Odeh, presidente de la Lista Árabe Conjunta una alianza de partidos árabes en la Knesset israelí, participó en una conferencia llevada a cabo por el Centro Palestino Masarat para la Investigación y Políticas Públicas. La conferencia, que se celebró simultáneamente en Al-Bireh y Gaza bajo el título "La realidad y horizontes en la lucha de los palestinos de 1948 [es decir, los árabes, israelíes]", contó con la presencia de docenas de políticos, académicos y activistas sociales. Odeh, que asistió a la conferencia en Al-Bireh, se centró en la trayectoria política de los árabes israelíes y dijo que, cuando surge un conflicto entre su identidad palestina y árabe y la ciudadanía israelí, su identidad palestina y árabe debe tener prioridad, y es por eso que deben evitar acceder a puestos de trabajo en varios ministerios del gobierno.  
Añadió que los árabes israelíes tienen el deber de apoyar la lucha palestina y tienen un interés nacional en ver el fin de la ocupación, el establecimiento de un estado palestino y el retorno de los refugiados.  
Odeh hizo un llamamiento "para formar un marco cultural conjunto [de los palestinos israelíes y no israelíes] para fortalecer la identidad nacional, con el consentimiento de la OLP". Tomando nota de que la OLP no puede representar a los palestinos dentro de Israel, y que estos últimos no pueden ser miembros de la OLP o de su Consejo Nacional, agregó que "existe la necesidad de una separación funcional que tenga en cuenta la única [posición] de los palestinos del interior [Israel]", y que "la puesta en práctica de esta idea requiere discusión y estudio".  
Odeh hizo comentarios similares en la ceremonia de apertura de la Séptima Conferencia general de Fatah el 30 de noviembre de 2016 en Ramala. Se dirigió a Fatah como "la Fatah de los grandes sacrificios" y "la Fatah de los mártires y presos", y, hablando en nombre de su partido, pidió a las facciones palestinas que dejaran de lado sus diferencias con el fin de concentrarse en la lucha principal en contra de la ocupación. Explicó que los árabes israelíes tienen un papel a la hora de ayudar a los palestinos ocupados y en influir a la opinión pública en Israel, y terminó su discurso con una cita de Arafat y con un llamamiento a la próxima conferencia de Fatah, que tendrá lugar en Jerusalén: "Tal como señaló el gran Arafat, la gente piensa que [el estado palestino] está lejos, pero vemos que ya está cerca. La próxima conferencia de Fatah se llevará a cabo en Jerusalén Este, capital del estado palestino, y vamos a estar allí con ustedes". El discurso del Odeh fue recibido con aplausos y gritos de la consigna acuñada por Arafat: "Miles de mártires están marchando hacia Jerusalén".

Labels:

La penúltima "Lost Translation" del Haaretz: no informa deliberadamente en su edición en inglés de la utilización por parte de Hamas de los pacientes con cáncer de Gaza - CAMERA



Por dos veces en los últimos seis meses, sendos artículos del Haaretz en su edición inglesa acerca de unas restricciones cada vez más rígidas para pacientes con cáncer desde Gaza que tratan de cruzar a Israel para recibir tratamiento en hospitales de Israel o de Cisjordania, omiten deliberadamente la respuesta israelí: que Hamas está explotando a pacientes con cáncer muy enfermos para realizar contrabando de dinero e información con agentes terroristas.

En ambos casos, en julio y también esta semana, la versión hebrea del mismo artículo sí incluía esta información clave sobre la coacción de Hamas a ciertos pacientes con cáncer. La omisión de la información proporcionada por el Shin Bet con relación a la explotación por parte de Hamas de dichos pacientes con cáncer es la última manifestación de ese fenómeno ya muy bien documentado que es la "Lost in Translation en el Haaretz", por la cual su edición en inglés resta importancia u omite por completo la violencia palestina y otros actos desfavorecedores.

En ambos casos, desde CAMERA se contactó con los editores del Haaretz de su edición en inglés agregando  la información esencial proporcionada por el Shin Bet acerca de cómo Hamas se aprovecha de los pacientes con cáncer. Pero la pregunta sigue siendo la misma: ¿cómo es posible que estas omisiones se sucedan una y otra vez?

Más recientemente, a principios de esta semana, el Haaretz publicó en su edición impresa y en línea un artículo de Jack Khoury ( "Pacientes de cáncer de Gaza: la negativa de Israel a dejarles entrar para un tratamiento es una 'sentencia de muerte'") sobre pacientes femeninas de Gaza que lanzaron una protesta contra las restricciones israelíes. "Las mujeres dicen que la protesta sigue a un fuerte aumento de los pacientes - especialmente los pacientes con cáncer - que no pueden salir de Gaza para recibir tratamiento médico en Israel, Jerusalén Este o en Cisjordania después de años de ser autorizados a hacerlo", señala el artículo.

El artículo también incluye acusaciones de pacientes específicos. Por ejemplo, la líder de la protesta Iman Shanan, que sufre de cáncer de mama, y que según el artículo afirma: "Ella pidió ir al hospital para un examen tres veces, pero cada vez su solicitud fue denegada". Del mismo modo, y con respecto a una tercer paciente, Sihan al-Tatri, el artículo comenta que Tatri entró en Israel dos veces y recibió los tratamientos, pero cuando ella quiso entrar para la tercera ronda de tratamientos le negaron la entrada. Su solicitud se "está estudiando" y ya ha perdido dos citas para tratamiento.

El artículo en inglés originalmente no proporciona ninguna respuesta, explicación o información de las autoridades israelíes. En sorprendente contraste, la edición hebrea lo hacía encomiablemente incluyendo la necesaria respuesta de las autoridades israelíes. Por otra parte, se informaba de la información clave para refutar las reivindicaciones específicas de las pacientes Iman Shanan, Majar Naizi y Sihan al-Tatri.

A raíz de la comunicación de CAMERA, los editores añadieron rápidamente la siguiente información que había aparecido solamente en hebreo y que se había omitido en la edición en inglés:
En respuesta, el Shin Bet dijo que "permite a los residentes de la Franja de Gaza entrar en Israel para recibir tratamiento médico de acuerdo con las políticas que determinan el movimiento de personas entre el Estado de Israel y la Franja de Gaza, y en ausencia de cualquier impedimento de seguridad. En los últimos tiempos, hemos sido testigos de repetidos intentos por parte de la organización terrorista Hamas de aprovecharse de la voluntad de Israel a la hora de autorizar la entrada a algunos pacientes por razones humanitarias para llevar a cabo ataques terroristas en Israel". 
Según el comunicado, "en este contexto, vale la pena recordar que han existido una serie de casos recientes en los que la organización terrorista utilizó cínicamente a pacientes que buscaban tratamiento médico fuera de Gaza y a los que se les proporcionó permiso de entrada a Israel, y entre cuyas posesiones se encontraron utensilios y dinero diseñados para su uso en ataques terroristas. Por lo tanto, las solicitudes que reciben de Gaza para los permisos de entrada a Israel son investigadas a fondo antes de emitir cualquier permiso".  
La declaración del Shin Bet también se relacionaba con las mujeres mencionadas en el artículo anterior. "Iman Shanan pidió permiso para entrar en Israel para asistir a una conferencia en apoyo de los pacientes con cáncer. Ella no presentó una solicitud para entrar en Israel para recibir tratamiento médico. No tenemos ningún registro de cualquier solicitud de Majar Naizi. Sihan al-Tatri presentó su solicitud para entrar en Israel para recibir tratamiento médico en noviembre y se le concedió su petición".
En julio, la periodista del Haaretz Amira Hass escribió un artículo similar sobre pacientes con cáncer que sufren retrasos a la hora de cruzar la frontera. Mientras que el artículo en la edición en inglés no contenía originalmente ninguna respuesta por parte de las autoridades israelíes, afirmando que "al cierre de esta edición no había habido respuesta a las consultas realizadas por el Haaretz ante el coordinador ni el Shin Bet", la versión en hebreo del mismo artículo sí publicaba ese mismo día una larga y detallada respuesta desde el Shin Bet.

Después CAMERA hizo un llamamiento a los editores del Haaretz para que también incluyeran la respuesta del Shin Bet en la edición en inglés, y en la cual se afirmaba lo siguiente:
El Shin Bet respondió que Hamas "una y otra vez intenta pasar fondos y / o instrucciones a los elementos terroristas en Cisjordania a través de los residentes de Gaza que entran en Israel... e incluso mediante los pacientes gravemente enfermos"
De acuerdo con el Shin Bet, funcionarios médicos de alto nivel en Gaza están involucrados en la emisión de certificaciones médicas falsificadas por dinero y otros motivos. "En algunos casos, el paso de impostores a Israel se hizo en ambulancia ... y por lo tanto las autoridades de defensa de Israel deben tener sospechosas ante su uso".

Labels:

Así defienden la seguridad de los judíos: un tribunal regional alemán ratifica que quemar una sinagoga sólo es una muestra de "crítica" a Israel - Benjamin Weinthal



Un tribunal regional alemán de la ciudad de Wuppertal confirmó el pasado viernes una sentencia de primera instancia que afirmaba que un violento intento de quemar la sinagoga de la ciudad por tres hombres en 2014 fue una "justificada expresión de crítica" a las políticas de Israel.

Johannes Pinnel, un portavoz del tribunal regional en Wuppertal, se refirió a la decisión del tribunal regional en un comunicado.

Tres palestinos alemanes trataron de incendiar en julio de 2014 la sinagoga Wuppertal con cócteles molotov. La corte local de Wuppertal en su decisión de 2015 señaló que los tres hombres querían llamar la "atención sobre el conflicto de Gaza" con Israel. El tribunal consideró que el ataque "no estaba motivado por el antisemitismo".

Israel lanzó la Operación Borde Protector en el verano de 2014 para detener los ataques con cohetes de Hamas contra el territorio israelí.

El tribunal sentenció a los tres hombres - Mohamad E. de 31 años de edad, Ismail A. de 26 años de edad, Mohammad A. de 20 años de edad, Mohammad A. - a penas suspendidas. Los hombres arrojaron cócteles molotov hechos por ellos mismos contra la sinagoga. Los tribunales alemanes con frecuencia se niegan a liberar los nombres de los criminales para proteger su privacidad.

El ataque causó daños por 800€ a la sinagoga. La sinagoga de Wuppertal fue quemada por los alemanes durante los pogromos de la Kristallnacht en 1938. Wuppertal tiene una población de casi 344.000 y se encuentra en el estado de Renania del Norte-Westfalia.

La corte dijo que los hombres habían consumido alcohol y no hubo lesiones para los miembros de la sinagoga. Un joven de 13 años de edad que vivía cerca de la sinagoga y que se dio cuenta de las llamas informó a la policía. Varios días antes del incendio una persona pintó "Palestina libre" en una pared de la sinagoga.

Después de la decisión del tribunal de Wuppertal en 2015, el líder y diputado del Partido Verde Volker Beck comento que el "ataque a la sinagoga fue motivado por el antisemitismo" y atacó a la corte por emitir una decisión indicando que el objetivo del ataque era poner de relieve la guerra en Gaza.

"Esta es una decisión equivocada en lo que se refiere a los motivos de los autores" comentó Beck, añadiendo que el incendio de una sinagoga en Alemania debido al conflicto de Oriente Medio puede atribuirse únicamente al antisemitismo.

"¿Qué tienen que ver los judíos en Alemania con el conflicto de Oriente Medio? Exactamente igual que los cristianos, las personas no religiosas o los musulmanes en Alemania, es decir, absolutamente nada. La ignorancia del poder judicial hacia el antisemitismo es sumamente alarmante para los judíos de Alemania especialmente".

Labels:

Saturday, January 07, 2017

Gran artículo: El antisemitismo que la izquierda quiere ignorar - Evelyn Gordon



Escribiendo en el Haaretz esta semana, la socióloga Eva Illouz se preguntaba por qué muchos judíos israelíes y estadounidenses, por lo general tan sensibles a cualquier indicio de antisemitismo, parecen no tener problemas ante el innegable antisemitismo de algunos de los partidarios de Donald Trump. Es una buena pregunta que se merecía una respuesta seria, pero Illouz fracasaba rotundamente a la hora de proporcionarla: ella prefirió recurrir a la táctica favorita de la izquierda perezosa que implica estigmatizar a sus oponentes como racistas ultra-nacionalistas, absolviéndose por lo tanto a sí misma de la necesidad de tratar de entender lo que realmente piensan. Pero dado que su pseudo respuesta no niega la validez de su pregunta, voy a tratar de proporcionar una de verdad.

Un buen punto de partida, irónicamente, son las analogías fuera de lugar con el Holocausto que algunos judíos progresistas estadounidenses han emitido abundantemente desde la elección de Trump, como por ejemplo la del director de ADL, Jonathan Greenblatt, quien en un comunicado del mes pasado argumentaba que la retórica antisemita en los EEUU ha alcanzado niveles no vistos desde la Alemania de 1930. Jonathan Tobin ha explicado en detalle por qué tales analogías son ridículas, pero hay dos razones por las cuales son cruciales para entender a los partidarios judíos de Trump (a los que supuestamente no molestan esas expresiones radicales de algunos partidarios de Trump)

En la Alemania nazi, el antisemitismo se propagó y fue orquestada por el gobierno, no por una minoría, lo  que obviamente no es el caso actualmente en los Estados Unidos. Pero sí es el caso en otra parte importante del mundo: el mundo árabe y musulmán.

En todo el mundo musulmán, su antisemitismo al estilo nazi es a la vez notorio y patrocinado por el gobierno. Los medios de información estatales, los clérigos designados por el Estado y los funcionarios públicos arrojan declaraciones antisemitas día tras día: los judíos - y siempre son los "judíos" y no los "israelíes" como afirman algunos para intentar disculparles - son los "hijos de monos y cerdos" (un portavoz oficial de Fatah); "profanan" los sitios sagrados islámicos con sus pies llenos de inmundicia" (el propio Abbas); Hitler les aniquiló "para que todos sepan que son una nación que propaga la destrucción por todo el mundo" (un ensayo en una revista infantil financiada por la AP); los rabinos instruyen a sus seguidores a envenenar los pozos (Abbas de nuevo). Y eso con respecto al supuesto "socio oficial para la paz". Los enemigos declarados como Irán, Hezbolá y Hamás utilizan aún más abiertamente una retórica genocida.

Por otra parte, mientras que los partidarios antisemitas de Trump están armados principalmente con Twitter y pintura en aerosol, los antisemitas del Oriente Medio, aun suponiendo que Irán nunca obtenga armas nucleares, están armados con cientos de miles de misiles con tecnología de última generación, junto con los habituales suicidas con bombas, apuñaladores, atropelladores, etc. También existen semi-estados terroristas como Hezbollah y Hamas, los cuales ya han utilizado abundantemente sus armas para apuntar directamente contra los judíos, y no sólo contra Israel (recordemos el atentado en la AMIA argentina), mientras que países como Irán han preferido hasta ahora hacerlo indirectamente, canalizando armas y dinero en efectivo a los terroristas. De cualquier manera, la combinación de armas de alta tecnología con un antisemitismo al estilo nazi constituye un peligro claro y muy presente para millones de vidas judías, uno mucho mayor que el peligro que representan incluso los antisemitas más nocivos partidarios de Trump.

Así que si su objetivo es proteger el máximo número de vidas judías, su prioridad muy bien podría ser un presidente estadounidense que proporcione un fuerte apoyo para la autodefensa israelí y una fuerte oposición a los regímenes musulmanes asesinos. No se debería apoyar, por ejemplo, a un gobierno estadounidense que detiene los envíos de armas a Israel en medio de una guerra (Obama), ayuda a convertir a Irán en la potencia dominante del Oriente Medio (Obama), o recompensa la incitación y el terrorismo palestino echando toda la culpa sobre Israel por el estancado proceso de paz (nuevamente Obama).

No hay garantía de que Hillary Clinton hubiera hecho lo mismo que Obama, o que Trump vaya a ser diferente (aunque sus acciones hasta ahora han sido alentadoras). Pero el ex secretario de Estado de Obama, John Kerry, tiene claramente una mayor probabilidad de continuar con su política. Por lo tanto, frente a una elección no ideal entre un candidato que tiene seguidores antisemitas en Twitter y otro que parece listo para continuar fortaleciendo a unos gobiernos antisemitas bien armados, uno no tiene que ser un racista o un ultranacionalista prefiriendo la primera opción. Sólo hay que pensar que la protección de las vidas judías es una prioridad más alta que optar por una retórica menos desagradable y más bienpensante

La segunda y relevante diferencia entre la Alemania nazi y los Estados Unidos de Trump es que, incluso antes de que empezara el asesinato de judíos, el gobierno nazi ya había ido más allá de la mera retórica: se organizó el boicot de los negocios judíos, se dio una patada a los judíos echándoles de las universidades, se despidió a los médicos judíos de los hospitales, etcétera.

En la actualidad, el gobierno estadounidense obviamente no está haciendo tales cosas. Existe, sin embargo, un organizado esfuerzo nogubernamental para hacerlo, y no proviene no de la llamada alt-derecha, sino de la izquierda y la extrema izquierda.

Como cualquiera que haya estado prestando atención ya conoce, el antisemitismo no entra repentinamente en erupción desde la nada después de las elecciones de noviembre. Ya en 2015, mucho antes de que nadie soñara que Trump podría ganar la nominación republicana, y mucho menos la presidencia, los actos antisemitas representó la friolera de 51% de todos los crímenes de odio religiosos registrados por el FBI, a pesar de que los judíos representan a menos del 2% de la población estadounidense. Tales actos han abarcado todo el espectro, desde esvásticas pintadas en negocios o sedes judías, mensajes como "YALE es un puto antro judío", a las agresiones físicas. Y muchos de estos actos fueron cometidos por personas de la extrema izquierda en lugar de la extrema derecha. Los judíos de América simplemente prefirieron centrarse en la extrema derecha porque son mayoritariamente de izquierdas.

Hasta ahora, sin embargo, sólo la izquierda antisemita ha tratado de expulsar a los judíos de las universidades y ha organizado el boicot de negocios judíos. Por supuesto, a menudo se esconden detrás de la hoja de parra del "antisionismo". Pero cuando, por ejemplo, estudiantes de izquierda irrumpieron en una reunión de la facultad Brooklyn College el año pasado y exigieron a los "sionistas fuera de la universidad". ¿Alguien piensa seriamente que tenían como objetivo a los cristianos evangélicos?

Y a veces ni siquiera se molestan en utilizar la hoja de parra "antisionista". Cuando los defensores del BDS negaron a Rachel Beyda un asiento en el consejo judicial del consejo de estudiantes de UCLA en 2015, lo hicieron porque consideraron su condición judía como algo que la descalificaba de por sí. Es cierto que después un consejero de la facultad dictaminó que esto era inaceptable, el Consejo llevó a cabo una nueva votación y fue elegida. Es precisamente por eso que el odio popular es tan diferente de la variedad patrocinada oficialmente. No es casualidad que, como un estudio divulgó el año pasado, aquellos recintos universitarios donde los grupos BDS son fuertes también tienden a experimentar más el antisemitismo, y se debe a que los activistas del BDS son algunos de los principales perpetradores del antisemitismo en las aulas.

Los antisemitas de izquierda y extrema izquierda son una parte ruidosa de la base del Partido Demócrata, aunque Bernie Sanders sea más preferido que Clinton. Por lo tanto, ante una elección no ideal entre los dos candidatos que tienen en su base a miembros antisemitas, usted no tiene que ser un racista ultra-nacionalista para preferir al candidato cuyos partidarios aún no participen en los boicot al estilo nazi. Sólo hay que pensar que la protección de los medios de vida de los judíos es una prioridad más alta que optar por una retórica menos desagradable y más bienpensante

La retórica obviamente importa. Todos los estudiosos de los genocidios consideran que es el primer paso en el camino hacia el genocidio. Esa es precisamente la razón por la que los judíos siempre han sido tan sensibles ante la retórica antisemita, y los partidarios judíos de Trump no son una excepción. Están lejos de ignorar al antisemitismo de la alt-derecha. Ellos simplemente consideran que la versión antisemita de la izquierda es aún más preocupante.

Labels: ,

El peón. Todo está sobre los hombros de Azaria - Dror Eydar


En julio de 1988, un terrorista atacó a Yossi Hadassi, un soldado que había sido alistado solamente tres meses antes. Hadassi forcejeó con el terrorista y logró matarlo. Se le concedió una citación de mérito por el comandante del Cuerpo de Ingenieros.

Luego comenzó la caza de los medias, respaldado por la izquierda justiciera, quienes acusaron al soldado de asesinato. El 30 de mayo de 1989, Yossi Hadassi se suicidó.

Esa semana, el poeta Naomi Shemer publicó un mensaje en el Yedioth Ahronoth: "El soldado Yossi Hadassi mató a su atacante, y un año después se suicidó. No fue solamente Yossi Hadassi quien se suicidó, toda una nación se está suicidando. Un entero país se está defendiendo de sus investigadores, de la policía y de los poetas y artistas que le tachan de loco, de ser un lobo rapaz, un Goliat, un monstruo. La intifada es el preludio y la excusa para emprender la destrucción de Israel. Todos somos Yossi Hadassi".

El destino de Hadassi me impresionó, al igual que el valor de Naomi Shemer. Ella publicó su mensaje después de una década en la que su trabajo ha sido atacado con saña porque era "de derechas".

Me acordé de su artículo cuando comenzó el affaire Azaria. Hemos tirado todos los problemas de la sociedad israelí, el arraigado desacuerdo en el debate entre la izquierda y derecha y el conflicto de 100 años de edad entre nosotros y nuestros vecinos, sobre la encorvada espalda del joven soldado. El mecanismo del suicidio nacional camuflado con la moralidad.

No, no estoy argumentando que Azaria actuó acertadamente. No sé cómo yo habría actuado en su situación. Pero incluso si no creo que sea un héroe, me resulta claro que él no es ningún asesino, y lo he escrito. Desde luego, creo que no debería haber sido llevado a juicio, ya que el asunto debería haber terminado con una audiencia disciplinaria en su unidad. Y desde luego, no debería tener que soportar el peso de las relaciones exteriores de Israel, el código ético del IDF y las discusiones que lo han utilizado como una bestia de carga. El sargento Elor Azaria mató a un terrorista. La locura en torno a su caso tiene que ver con la locura maldita y la politización del discurso público.

Al igual que Hadassi, Azaria proviene de una familia humilde sobre la que ha caído la inflexibilidad, el deseo revanchista de justicia y la superioridad moral de algunos de nosotros que amenazan con aplastarla. Sin piedad se mostraron ante Hadassi, que descanse en paz, y ahora con Azaria, que ojalá tenga una larga vida. Pero a diferencia de la década de 1980, en estos tiempos sí hay medios de comunicación social que son capaces de ayudarle y apoyarlo. Esto supone un poco de consuelo. Por aquel entonces, no pude mostrar mi apoyo a Yossi Hadassi, pero hoy sí puedo expresar mi propia opinión de todo corazón: Estamos con Elor Azaria.

Labels: ,

El colmo, el terrorista palestino era para The Economist un "soldado palestino". ¿Es que acaso han contratado a un becario de Hamas para su cuenta en Twitter?




Le encuesta del IDI sobre la actitud de los israelíes sobre la que se basa The Economist:

Dejemos también de lado el hecho de que el 65% no apoya la muerte del "soldado palestino herido", cuando la cifra correcta era claramente del 47%

Labels:

¿Quién quiere ser palestino (o cómo para el Haaretz todos los árabes deben serlo)? - Petra Marquardt-Bigman




Cuando la periodista israelí Noga Tarnopolsky publicó un tweet anunciando la desgarradora noticia de que una joven israelí fue una de las víctimas del ataque terrorista de Año Nuevo en Estambul, el editor del Haaretz World News, Asaf Ronel, insistió en que la víctima debía ser descrita como "palestina".

Tarnopolsky respondió señalando que no todos los ciudadanos árabes de Israel se identifican como palestinos. De hecho, una relevante y reciente encuesta mostró que sólo el 12% optó por "palestina" como su identidad preferida, mientras que el 24% eligió árabe, el 25% israelí y el 29% prefirió ser identificado por su religión, es decir, musulmanes, cristianos o drusos. Tarnopolsky también señaló correctamente que, independientemente de la identidad preferida por la víctima, las autoridades israelíes proporcionarían a la familia la misma asistencia que recibe cada familia israelí en estas terribles circunstancias.

Sin embargo, y en el curso del intercambio, rápidamente quedó de manifiesto que a Ronel no le importaba nada cómo preferían ser identificados los ciudadanos árabes de Israel. Él insistió en que la designación de la víctima como palestina era "más precisa, ya que es un hecho". Absurdamente, incluso insistió en que si la familia de la víctima prefiere identificarse como árabes israelíes, "son los palestinos con ciudadanía israelí los que definen a sí mismos como los árabes-israelíes".

Por lo que sabemos ahora es progresista y políticamente correcto hacer caso omiso de los deseos de los árabes israelíes que no quieren ser descritos como palestinos.

No estoy seguro de si esto tendrá implicaciones para el artículo 1 de la Constitución palestina, que declara: "Palestina es parte del gran mundo árabe, y el pueblo palestino forma parte de la nación árabe". Después de todo, esto implica claramente que ser palestino es una subcategoría de ser árabe, similar a que un bávaro es una subcategoría de alemán. ¿Aprueba Ronel esto o tendrían que preferir los palestinos olvidarse de sentirse "parte del gran mundo árabe" y "parte de la nación árabe"? Y qué decir de la Declaración de Independencia de Palestina que proclama : "El Estado de Palestina será un Estado árabe y será una parte integral de la nación árabe".

En este contexto, es interesante considerar el sondeo relatado por Tarnopolsky con algo más de detalle. Fue realizado a partir del Índice de la Democracia de Israel de 2016, publicado hace dos semanas por el muy respetado Israeli Democracy Index (IDI). La encuesta en la página 78 del informe señala [énfasis añadido]:
"A los árabes encuestados se les dieron las siguientes opciones para elegir como su identidad primaria: israelíes, palestinos, árabes y religiosa (musulmana / cristiana / drusa). Como indica la figura siguiente, la identidad más fuerte entre los encuestados árabes es la religiosa, seguida de la israelí y árabe. La identidad palestina fue seleccionada como la principal por la proporción más pequeña de los encuestados, reforzando el argumento de que la población árabe está experimentando un proceso de israelización y, al menos en apariencia, ratifica la afirmación general de que un importante proceso de despalestinización ha tenido lugar, o se lleva a cabo , en la sociedad árabe israelí".
El IDI explica además:
"Una distribución de la muestra por la religión de los árabes arrojó resultados interesantes. Las respuestas de los entrevistados musulmanes cuando se les pregunta acerca de su identidad primaria se pueden resumir de la siguiente manera: la identidad religiosa es la elegida por la mayor proporción, seguida de la identidad árabe e israelí, con la identidad palestina muy por detrás. [...] Hemos aprendido también que entre los árabes cristianos la identidad árabe tiene la principal prioridad, seguida después de una brecha considerable por las identidades israelíes y religiosas. Aquí también, la identidad palestina está en la parte inferior de la lista. Entre los drusos, la identidad religiosa es dominante, seguida de la identidad israelí, mientras que la identidad árabe es débil y la identidad palestina es insignificante".
Pero es quizás lógico que el editor del Haaretz World News insista en que la imposición de la preferencia de una pequeña minoría a todo el mundo es de alguna manera "más precisa, ya que es un hecho".

Labels:

Crímenes de odio y el doble rasero de los medias liberales - Joseph Klein




El titular de la versión española de El País, "violencia en Chicago"


Los principales medios de comunicación no han dudado en tildar a los partidarios del presidente electo Donald Trump como intolerantes, racistas islamófobos y misóginos cada vez que tenían una oportunidad. Han estado tan dispuestas a hacerlo que hasta se han saltado la investigación de historias que han resultado ser falsas noticias. Un buen ejemplo fue la mentira contada por una mujer musulmana que afirmaba haber sido atacada el mes pasado por tres hombres gritando "Donald Trump" en el metro de Manhattan por llevar un hijab (luego se demostró que la mujer no llevaba hijab y no fue atacada por nadie, sino que estaba de fiesta con unos colegas).

Sin embargo, cuando se trata de informar sobre cualquier auténtico crimen de odio cometido por racistas negros contra blancos, a los que acusaron por su color de haber votado a Trump, los principales medios de comunicación siguen prefiriendo el silencio.

Ejemplo de ello ha sido la manipulación por parte de la prensa liberal y progresista del secuestro, amordazamiento y tortura esta misma semana de un joven blanco con discapacidad mental en Chicago por una banda de negros racistas, cuyo vídeo del incidente fue subido y transmitido en vivo en Facebook. Los matones se deleitaban con su autoglorificación en las redes sociales, con us patadas y puñetazos a la víctima, los cortes en el cuero cabelludo con un cuchillo, y obligándole a beber de un inodoro. Desafiaron a la víctima ensangrentada con gritos de "Jódete Trump" y "Joderos blancos". Ahora los sospechosos han sido acusados de un crimen de odio agravado con secuestro, entre otros cargos.

La estación local de Fox News en Chicago informó sobre el incidente el miércoles por la tarde, proporcionando tiempo suficiente para que los programas de noticias de la red nocturna cubrieran este evidente crimen de odio. Sin embargo, la ABC World News Tonight y la NBC Nightly News fallaron no transmitiendo nada sobre el incidente el miércoles por la noche. Esas redes esperaron hasta el jueves para cubrirlo. La CBS Evening News le dedicó 27 segundos a la historia, dejando de lado los detalles acerca de los cuatro sospechosos en custodia o su invectiva racista. El presentador sustituto Josh Elliott trató el incidente como simplemente "otro ataque horrible" en una ciudad que "acaba de tener uno de sus años más violentos de la historia".

El presentador de la CNN Don Lemon trató toda la violencia como mala conducta de unos adolescentes que no fueron adecuadamente supervisados ​​por sus padres. "No creo que sean malvados", declaró Lemon. "Creo que son jóvenes y que han tenido malos ejemplos en casa. Pienso, ¿quién ha criado a estos jóvenes? No tengo idea de quién está educando a estos jóvenes".

En el mismo programa de la CNN, la estratega demócrata y ex secretaria de prensa de Bernie Sanders, Sanders Symone negó que el ataque fuera un crimen de odio: "No podemos clasificarlo insensiblemente como un crimen de odio. El motivo aquí importa. Por lo tanto, ¿era odio a Donald Trump, el presidente electo, por las cosas que ha dicho o era puro odio a los blancos? Los crímenes de odio son a causa de un origen étnico y racial, por la religión, el género, la discapacidad... no se trata de que no gusten unas inclinaciones políticas y eso provoque las agresiones, eso no es un crimen de odio".

El origen racial y étnico de la víctima era blanco. Los jóvenes negros que le golpearon y torturaron lo hicieron exclamaron "Joderos blancos". La víctima también era una persona dependiente. Así que tenía dos de las características que definen lo que asesora de Sanders dijo que podría catalogarlo como víctima de un crimen de odio. Sin embargo, la asesora del candidato Sanders atribuyó el ataque a unas "tendencias políticas", mientras que el presentador de CNN echaba la culpa a una mala educación.

El corresponsal de la NBC News, Ron Mott, trató el crimen como si fuera simplemente una comedia de errores. Dijo que "porque cometieron tantos errores es por lo que realmente estaban tratando de ser criminales, transmitiendo que su crimen no fue una cosa bien hecha".

El New York Times enterró la historia en la página 17 de su edición del miércoles. Al menos, el artículo se mencionaba  como un "aparente ataque racial", que es más que lo que hizo el informe inicial de la Associated Press. Sin embargo, al parecer, el ataque no fue clasificado por el NYTimes en su recopilación semanal de "crímenes de odio y acoso en todo el país desde la victoria de Donald Trump".

La Casa Blanca de Obama se mostró reacia a tildar al vicioso ataque por motivos raciales como un crimen de odio. El Secretario de Prensa de la Casa Blanca Josh Earnest dijo el jueves que "creía que es demasiado pronto para ello".

Como comentó Newt Gingrich en Fox and Friends, "Si hubiera sido un afroamericano discapacitado el atacado por cuatro blancos, todos los liberales y progresistas del país se mostrarían indignados y no habría ninguna duda de que fue un crimen de odio".

Labels:

Friday, January 06, 2017

Sátira: Siguiendo el ejemplo de J Street, los enemigos de Israel ahora se denominan a si mismos pro-Israel - Preoccupied Territory



Washington, 1 de Enero - Los países árabes y musulmanes siempre comprometidos con la destrucción del único Estado judío del mundo han decidido adoptar el ejemplo de la organización judía de izquierdas J Street, y han comenzado a referirse a sí mismos como "pro-Israel, pro-paz".

Irán, Siria, Malasia, Pakistán y otros estados que no tienen relaciones diplomáticas con Israel y que nunca han buscado el acercamiento con Israel, han señalado recientemente que las amenazas explícitas de destruir a Israel tienen menos éxito en los círculos occidentales que la estrategia pionera de J Street de definirse a si mismos como pro-Israel, pero eso sí, redefiniendo a Israel en el sentido de que dejaría de funcionar como una entidad reconocible judía o como un refugio para los judíos.

Los consultores occidentales de relaciones públicas que trabajan en gran número en el Oriente Medio, Norte de África y los estados musulmanes del sur de Asia, se reunieron esta semana en la capital de los Estados Unidos para comparar sus notas sobre los esfuerzos en curso de los gobiernos árabes para definirse a si mismos como pro-Israel siguiendo el molde de J Street. Los profesionales de relaciones públicas discutieron varias opciones para presentar el deseo expresado por sus clientes de eliminar al Estado judío - y a muchos o todos sus habitantes judíos - presentándose como pro-Israel, al igual que los objetivos de J Street apuntan a socavar el carácter judío de Israel y su capacidad para establecer y mantener la seguridad de sus ciudadanos, mientras que la organización se define a sí mismo como favorable a Israel.

"Estamos siguiendo el camino trazado por Jeremy Ben-Ami y su grupo, con la asesoría del New Israel Fund", explicó Roger Gasleiter de la JCPOA Associates, una empresa del área de Washington. "Mejor tarde que nunca, por lo que para el próximo par de semanas, mientras Obama aún se encuentre en la oficina y tenga su puerta abierta a grupos liberales como J Street, tal vez podamos continuar con esta nueva estrategia proporcionando a nuestros clientes la imagen de pertenecer al campo pro-paz, pero para ello nuestros clientes tendrán que cambiar realmente y de una manera significativa su búsqueda de la destrucción de Israel".

Este esfuerzo de relaciones públicas, señaló Gasleiter, será aún más importante una vez que Obama deje el cargo y Donald Trump asuma la presidencia. "Una oposición existencial directa a Israel probablemente no tendrá éxito. Nuestros clientes tienen que encontrar un ángulo que se desvíe en cierto grado del animus anticipado de la administración entrante, y una manera confiable de hacerlo es retratar su deseo de destruir a Israel como una posición a favor de Israel. Fue difícil convencer a estos gobiernos para que adoptaran esta línea, pero mis colegas y yo creemos que es la clave para proteger una política de décadas de antigüedad. Es una lástima, desde su perspectiva, que tuvieran que tomar esta idea de un puñado de judíos".

Labels:

¿Por qué aún no hay un Estado de Palestina? - David Collier



100 años desde Balfour, 70 años desde la partición. ¿Por qué aún no hay un Estado de Palestina?

No hubo un Estado de Palestina después de la caída del Imperio Otomano porque cuando la Liga de las Naciones utilizó el sistema del Mandato para facilitar la creación de estados nacionales, los árabes que vivían en el Mandato Británico de Palestina no querían uno.

No hubo un Estado de Palestina en los años 1920 y 1930, cuando el pueblo judío comenzó a prepararse para su propio estado, porque los árabes eligieron resistir violentamente la inmigración judía en lugar de trabajar para la creación de su propio estado. Como muestra las matanzas en las antiguas comunidades judías.

No hubo un Estado de Palestina en 1937, cuando se realizó una propuesta británica, porque los árabes la rechazaron. Esto dio lugar a más violencia, incluyendo una masacre de judíos en Tiberiades.

No hubo un Estado de Palestina en 1947, cuando las Naciones Unidas propusieron que se creara uno, porque los árabes lo rechazaron. Esto condujo a la guerra civil.

No hubo un Estado de Palestina en 1948, cuando Israel declaró su independencia, porque en lugar de hacer lo mismo, los árabes eligieron luchar para destruir a Israel. Los árabes perdieron. Unos 6.000 israelíes perdieron la vida.

No hubo un Estado de Palestina entre 1949 y 1967, cuando cada pulgada de Cisjordania y la Franja de Gaza estaban en manos de árabes, porque los árabes decidieron no crearlo. Eligiendo en su lugar centrarse en la destrucción de Israel.

No hubo un Estado de Palestina cuando la paz se discutió directamente entre judíos y árabes porque los terroristas islámicos respondieron con el asesinato de israelíes. Cientos de judíos fueron asesinados durante el proceso de paz.

No hubo un Estado de Palestina porque los árabes se alejaron de la mesa de negociaciones en 2000, y en su lugar eligieron iniciar la segunda intifada. Más de 1.000 israelíes fueron asesinados

No hubo un Estado de Palestina porque cuando Israel se retiró de Gaza y desmanteló los asentamientos, Hamas tomó el control y lanzó ataques con cohetes. Más de 1000 de cohetes fueron disparados contra Israel.

No hubo un Estado de Palestina en 2008, cuando Olmert, el primer ministro israelí, ofreció uno al presidente palestino, porque los palestinos rechazaron.

No hay un Estado de Palestina porque los árabes están divididos actualmente entre facciones enfrentadas. El mismo tipo de divisiones que vemos en la explosión en otros lugares de Oriente Medio.

No hay un Estado de Palestina porque demasiados árabes (no todos) simplemente no aceptan, todavía no pueden aceptar, una existencia pacífica con Israel.

No hay un Estado de Palestina porque demasiada gente ha invertido en la pervivencia del conflicto. Esto es especialmente cierto en las miles de ONG que, en una simbiosis perversa, informan de un conflicto que probablemente no perviviría sin ellas.

100 años después de Balfour, la ONU sigue golpeando a Israel como si de alguna manera el Estado judío fuera la clave para el fin del conflicto. Nadie podrá resolver este conflicto hasta sea honesto acerca de la causa.

Labels: ,

Visualizando el principal "obstáculo para la paz" - Elder of Ziyon























Aquí está un mapa que muestra todas las ubicaciones de las comunidades judías en Judea y Samaria y que muestra cómo se propagan los "asentamientos" por toda la zona y lo difícil que sería eliminarlos.

Seguro que parece que no hay oportunidad para una solución de dos estados, ¿no es cierto?

!!Excepto que este es un mapa de 1993 , cuando el proceso de Oslo estaba empezando!!




Aquí está un mapa de 2015 que muestra la misma cosa, los asentamientos, pero superpuestos sobre el mapa 1993, y se puede ver que no ha cambiado mucho físicamente en los últimos 20 años: (De hecho, el mapa de 1993 incluye a las comunidades que no aparecen en el mapa más reciente)

Si los asentamientos no eran un "obstáculo para la paz" en 1993, cuando el proceso de paz se iniciaba..., y si no eran un "obstáculo para la paz" cuando Israel ofreció a los palestinos un estado en el 2000, 2001 y 2008...,  ¿qué es lo que ha cambiado?

Es evidente que en cualquier plan de paz de dos Estados algunas de estas comunidades tendrían que ser desmanteladas. Hubiera sido necesario entonces y sería necesario ahora (a menos que los palestinos decidan dar a los judíos el derecho a permanecer en sus propios hogares, pero dentro del estado palestino, algo que han dicho en repetidas ocasiones que no lo harían).

El mito de la "expansión de los asentamientos" es únicamente la mayor mentira en el conflicto , y es una que se repite hasta la saciedad por los pacificadores, por los funcionarios europeos y estadounidenses y por la ONU como un hecho establecido.

Es por eso que siempre utilizan las cifras de población en lugar de la cantidad de hectáreas de espacio ocupado por las comunidades judías, ya que estos números reales no se ajustan a la narrativa de Israel destruyendo las posibilidades de paz.

Si era posible la paz en 1993, también lo es ahora. Si no lo era entonces, tampoco ahora. Nada fundamental ha cambiado, excepto la cantidad de demonización de Israel por sus supuestos "amigos".

Las personas que culpan a los asentamientos judíos por la falta de paz, haciendo caso omiso de la segunda Intifada, de la "Intifada de los cuchillos", de la constante incitación al asesinato de judíos y de cada mapa de la Autoridad Palestina que borra al Estado judío, son unos hipócritas y unos mentirosos. Y eso incluye a Barack Obama, John Kerry y a casi todos los líderes mundiales occidentales.

Labels:

¿Por qué el sargento Elor Azaria es más bien un peón que un villano? - Shmuel Rosner



Como el Jewish Journal, y todos los demás medios de comunicación informaron ayer, un tribunal militar israelí ha condenado a un soldado israelí por homicidio. Hace diez meses el sargento Elor Azaria, un soldado de 19 años de edad, disparó y mató a un palestino herido que minutos antes había atacado y herido a unos soldados en la ciudad de Hebrón utilizando un cuchillo. La corte encontró que el palestino no representaba una amenaza para el soldado o sus amigos en el momento en que Azaria disparó. El veredicto reabrió un debate feroz en Israel sobre este caso. Aquí están cinco puntos sobre el veredicto y el debate.

1.- Los hombros de Elor Azaria para el "affaire Azaria" son demasiado pequeños para llevarlo. Él es un joven soldado que cometió un serio y grave error. Él debe ser castigado por ello, pero difícilmente puede ser percibido como un ejemplo de nada.

Desde el principio, el ejército cometió un error al presentar a Elor Azaria como un villano mucho mayor de lo que realmente es. Los partidarios de Azaria también fueron irresponsables al presentarlo como una víctima inocente, mucho más de lo que realmente es. El caso Elor Azaria - como un caso legal - es simple y sencillo: el veredicto no es sorprendente, ya que la culpabilidad de Azaria estaba probada fuera de toda duda. El caso Elor Azaria - como la tormenta política y el debate público - no es tan sencillo. En este caso, Azaria no es un jugador, él es un peón.

2.- En agosto pasado escribí que, independientemente de "ganar o perder el juicio, el IDF estropeó el caso Elor Azaria". Ayer, el ejército israelí ganó el juicio, pero todavía estaba en el lado perdedor. Las manifestaciones contra los militares que incluían un lenguaje duro y mensajes repugnantes contra mandos del IDF, dominaron los medios de comunicación. Las encuestas de opinión mostraron que el público israelí tiene sus dudas sobre si Azaria ha recibido un juicio justo. El 51% de los israelíes no estuvo de acuerdo con la condena de Azaria, y el 67% quieren que sea indultado. Mi conclusión de hace unos meses se destaca: en lugar de hacer que los israelíes se sintieran orgullosos de que su ejército es moral, tal como se llevó el caso hizo que los israelíes sospecharan que sus mandos militares mantienen un aura de moralidad a expensas de sus miembros de base.

3.-  ¿Debe ser perdonado? El ministro de Educación Naftali Bennett fue ayer el más decidido en exigir que Azaria sea perdonado. El primer ministro Netanyahu fue rápido en pedir lo mismo, con una sugerencia similar aunque con un lenguaje más tímido.

Hay buenas razones para indultar a Azaria: es un soldado, su acción la hizo poco después de un ataque a sus amigos, fue condenado por sus superiores y por los medios de comunicación mucho antes de que el tribunal revisara al caso y mucho antes de llegar a una condena. Azaria fue la persona equivocada, en el momento equivocado, en el lugar equivocado. Pero nosotros somos los que le enviamos allí.

Desde luego no se merece ninguna medalla. Por otra parte, hacer de él un caso ejemplar de mala conducta es un exceso. La persona que mató no era un santo precisamente, ni tampoco un espectador inocente.

4.- Los políticos que han expresado en voz alta su apoyo de Azaria son, al igual que todos los políticos, muy rápidos para discernir en qué dirección sopla el viento y para responder a los sentimientos de sus votantes. Ellos se preocupan profundamente por su índice de aprobación, pero sólo muy poco por Azaria. Tampoco están preocupados con la cara desagradable del movimiento pro-Azaria, y por el lenguaje áspero de sus seguidores contra la corte y en contra de los comandantes del IDF.

Encarcelando a Azaria por algún tiempo le enseñará a estos políticos, y al público, que el sistema legal no se subordina a la actitud del público. En mi opinión, sólo entonces posteriormente podría ser perdonado.

5.- Una manera de terminar el asunto Azaria sería tomar un enfoque de dos puntos que hay que tomar ahora:

Uno: encontrar, arrestar y castigar severamente a algunos israelíes que descaradamente han incitado contra los comandantes del IDF y el tribunal (unos israelíes ya fueron detenidos , pero hay más, y deben pagar un precio más duro que una breve detención). Esto enviará un mensaje claro de que la ley y el orden siguen siendo una característica esencial de la cultura política de Israel.

Dos: sólo cuando el primer punto se haya completado de forma visible, y sea apoyado públicamente por los principales líderes políticos de Israel, incluido el Primer Ministro y el Ministro de Educación, considerar el posible perdón de Azaria.

Labels: ,

El juicio Azaria, la correción política y las diferencias sobre la orden de disparar - DEBKA



Los tres jueces de un tribunal militar israelí encontraron por unanimidad el miércoles 4 de enero culpable de homicidio al sargento Elor Azaria por la muerte a tiros de un terrorista herido en Hebrón, en marzo de 2016, después de un ataque terrorista contra los soldados. La condena fue anunciada después de una lectura de tres horas de la sentencia por la juez principal, la coronel Maya Heller. La corte desechó el argumento de la defensa en favor del testimonio dado por los mandos en el lugar de los hechos y en el juicio. La causa de la muerte del terrorista fue juzgada causada por las balas disparadas a la cabeza por el sargento Azaria, aunque el tribunal dictaminó que no había peligro de que el terrorista continuara con su ataque. Tampoco era sospechoso de ocultar explosivos, lo que fue ratificado después del hecho.

Según el veredicto, Azaria fue motivado por su deseo de venganza por el apuñalamiento e intento de asesinato por el terrorista de un soldado amigo. La coronel Heller rechazó los argumentos de que el tribunal se vio influenciado por la controversia social, política o militar en torno al caso, y subrayó que fue guiado únicamente por los hechos. El abogado del soldado condenado dijo que apelará el veredicto. La sentencia se anunciará en una fecha posterior.

Fuera de la corte, cientos de manifestantes se manifestaron contra el juicio del sargento Azaria.

Hace siete meses, el sargento Elior Azaria fue llevado a juicio ante un panel de tres jueces de la Corte Militar de Jaffa. Fue acusado de homicidio por disparar y matar en marzo del año pasado a un terrorista palestino que había atacado a los soldados con un cuchillo y que había sido disparado y herido.

La liberación de una cinta de vídeo que mostraba al terrorista tumbado boca abajo en el suelo pero aún con vida cuando Azaria llegó a la escena, se volvió viral e hizo la causa célebre .

El juicio giró sobre la cuestión de si el terrorista ya estaba inmovilizado o si todavía representaba una amenaza. La controversia popular sobre esta cuestión llevó a la renuncia de Moshe Yaalon como ministro de Defensa, después de que él argumentara que Azaria, que entonces tenía 19 años, estaba fuera de lugar y debía ser juzgado por asesinato. Fue apoyado por el jefe titular de personal, el teniente general Gady Eisenkott.

La familia de Azaria montó una campaña popular para justificar sus acciones, alegando que actuó con la convicción de que estaba salvando vidas. Su conducta fue respaldada por muchos hombres uniformados a través de los medios de comunicación social y un número de ex generales se ofreció a testificar en su defensa.

Analistas militares han comentado a Debka que se debería tener en cuenta que la controversia refleja los abundantes esfuerzos por introducir la política - o una marca de corrección política - en la toma de decisiones del IDF. Los soldados están bajo la orden de disparar a los terroristas en el calor de un ataque, algo que no está en cuestión, pero desde el caso Azaria el ejército al mando del general Eisenkott está trabajando en mejoras, como por ejemplo dictaminar cuando es permisible y cuando no lo es.

Tanto Yaalon como Eisenkott se volcaron en su intento de influir indebidamente en el curso del juicio militar sub judice con unas declaraciones públicas que desacreditaban al soldado acusado.

La semana pasada, en cumplimiento de esta campaña, el ex ministro de Defensa se presentó ante 1.000 jóvenes de 18 años a punto de entrar en el ejército durante tres años de servicio obligatorio. En primer lugar, realizó un resumen de los acontecimientos que condujeron a la acción de Azaria y a su propia renuncia.

El 24 de marzo, dijo, dos terroristas llegaron hasta el puesto de control Gilbert en Tel Romeida, en Hebrón, y empezaron a apuñalar a un soldado y a un oficial. Pero después se oyó decir a Yaalon: "Si no preservamos nuestros valores humanos, el IDF no será mejor que el Daesh". La implicación que parecía dar a entender es que Azaria no era mejor que un asesino del Estado islámico.

Este fue un movimiento que prejuzgaba el desarrollo del juicio y que podía afectar a los tres jueces militares, en caso de que estuvieran convencidos de que Azaria no tenía un gatillo tan fácil, sino que había disparado al terrorista caído en la creencia de que como soldado era su deber proteger el entorno inmediato de una mayor amenaza.

El jefe actual del IDF, Eisenkott, también tuvo algo que decir el martes 3 de enero, un día antes de que la corte dictara su veredicto. Él declaró que tenían el deber de "preservar los valores del IDF".

Nuestros analistas militares han buscado en vano en el libro del código militar del IDF una definición de los "valores del IDF", con órdenes a menudo contradictorias de cuándo abrir fuego. Se preguntan cómo se puede esperar de un joven recluta que sirve en un control - y sabiendo que puede ser el objetivo en cualquier momento de un apuñalamiento repentino, de disparos, de ataques con bombas o de atropellos - que decida en ese momento que "valores militares" aplicar.

En su formación básica, se le enseña que su deber como soldado es luchar contra el enemigo y proteger a los civiles. Su confusión o dudas en el momento vital de un ataque podría costar vidas preciosas.

Sin embargo, Yaalon y Eisenkott han dejado claro que, independientemente de la sentencia dictada por un tribunal después de un largo juicio - y del interrogatorio exhaustivo de un gran número de testigos tanto por la defensa como la acusación - están decididos a perpetuar la controversia políticamente contaminada que ha dividido el país y sus fuerzas armadas.

Labels: ,